domingo, 11 de noviembre de 2007

Los grados del adjetivo.

Los grados del adjetivo

Los adjetivos tienen tres grados:

1) grado positivo: “Juan es alto”.

2) grado superlativo: “Juan es altísimo”.

3) grado comparativo: “Juan es más alto que Pedro”.

A su vez, el grado comparativo tiene tres variantes:

3a) comparativo de inferioridad: “menos alto que

3b) comparativo de igualdad: “tan alto como

3c) comparativo de superioridad: “más alto que

De manera similar sucede en latín:

1) grado positivo: “altus, -a, -um”

2) grado superlativo: “altissimus, -a, -um”

3a) grado comparativo de inferioridad: “minus altus quam”

3b) grado comparativo de igualdad: “tam altus quam”

3c) grado comparativo de superioridad: “magis altus quam”

Corresponde hacer dos puntualizaciones: al respecto de la formación del superlativo, y al respecto de la sintaxis y la formación del comparativo de superioridad.

Superlativo

Para la formación del grado superlativo el latín se sirve de los siguientes morfemas:

“-issimus, -a, -um” (a veces “-entissimus, -a, -um”)

“-rimus, -a, -um”

“-limus, -a, -um”

Los adjetivos en grado superlativo terminados con estos morfemas pertenecen a la primera clase (aunque el adjetivo base pertenezca a la segunda).

Tiene la lengua latina otros dos mecanismos para formar el superlativo:

--Mediante los adverbios “maxime”, “admodum”, “sane”, “valde”, “summe”, etc. + el adjetivo en grado positivo.

Ejemplo: “admodum idoneus, -a, um” (trad.: ‘muy idóneo’, ‘extremadamente idóneo’).

--Mediante los prefijos “prae-”, “per-” + el adjetivo en grado positivo.

Ejemplo: “perutilis, -e” (trad.: ‘muy útil’, ‘más que útil’)

Comparativo de superioridad

Dado este ejemplo básico:

“Petrus est magis altus quam Paulus”,

tenemos que “Petrus” es el primer término de la comparación, y “Paulus” es el segundo término. Hay aquí algunos detalles para observar:

I) La “construcción comparativa” está formada así:

adv. “magis”[1] + adj. en grado positivo + adv. “quam” (adv. + adj. + adv.)

II) El adjetivo (en este ejemplo es “altus”) concuerda en caso, género y número con el primer término de la comparación[2].

III) El segundo término de la comparación está en el mismo caso que el primer término2.

A esta formación del comparativo de superioridad le llamaremos “comparativo perifrástico”, ya que se caracteriza por la “construcción (o perífrasis) comparativa”: adv. + adj. + adv.

Hay en latín otra forma de construir el comparativo de superioridad: el “comparativo desinencial”[3].

Aquí un ejemplo:

“Petrus est altior Paulo.”

Observemos los siguientes detalles:

I) La “construcción comparativa” es sustituida por un adjetivo formado así:

morfema base + morfema (o desinencia) “ior” + morfema flexivo

II) El adjetivo “altior” concuerda en caso, género y número con el primer término de la comparación.

III) El segundo término de la comparación está en caso ablativo.

Hay, por último, una tercera forma de construir el comparativo de superioridad.

Aquí un ejemplo:

“Petrus est altior quam Paulus.”

Nuevamente, observemos estos detalles:

I) La formación del comparativo es un paso intermedio entre el desinencial y el perifrástico:

adj. con morfema “ior” + adv. “quam”

II) El adjetivo “altior” concuerda en caso, género y número con el primer término de la comparación.

III) El segundo término de la comparación está en el mismo caso que el primer término.

Formación del comparativo de superioridad desinencial

morfema base + “ior” + morfema flexivo

altus, -a, -um

singular

masculino/femenino

neutro

nom.

alt/ior/Φ

nom.

alt/ius/Φ

gen.

alt/ior/is

gen.

alt/ior/is

dat.

alt/ior/i

dat.

alt/ior/i

ac.

alt/ior/em

ac.

alt/ior/Φ

voc.

alt/ior/Φ

voc.

alt/ior/Φ

abl.

alt/ior/e

abl.

alt/ior/e

plural

masculino/femenino

neutro

nom.

alt/ior/es

nom.

alt/ior/a

gen.

alt/ior/um

gen.

alt/ior/um

dat.

alt/ior/ibus

dat.

alt/ior/ibus

ac.

alt/ior/es

ac.

alt/ior/a

voc.

alt/ior/es

voc.

alt/ior/a

abl.

alt/ior/ibus

abl.

alt/ior/ibus







El morfema base de los adjetivos se obtiene quitándole el morfema flexivo a la forma del genitivo singular.

Como se ve, estos adjetivos pertenecen a la segunda clase, aunque el adjetivo base pertenezca a la primera.



[1] en el comparativo de inferioridad es “minus”, y en el de igualdad es “tam”.

[2] igual sucede en los comparativos de inferioridad e igualdad.

[3] el “comparativo desinencial” es tanto o más usado que el “comparativo perifrástico”; el “comparativo desinencial” solo se usa para el comparativo de superioridad.